Tener una buena noche de sueño es fundamental para nuestro equilibrio físico y mental.

Más importante que la duración del sueño, es su calidad, porque nuestro organismo necesita un sueño «reparador» para su buen funcionamiento y una mejor calidad de vida.

ÚNETE Y CONSIGUE UN DOSSIER DE COCINA VEGETARIANA SALUDABLE ¡GRATIS!

Suscríbete y descárgate un dossier de cocina vegetariana de forma totalmente gratuita

Muchas personas sufren de insomnio, que incluye cuatro variantes:

  • Dificultades para dormirse,
  • Despertar varias veces durante la noche,
  • Exceso de sueños perturbadores o pesadillas,
  • Despertar de madrugada y no conseguir volver a dormir

Todos estos tipos de insomnio incluyen disturbios energéticos en los cuatro órganos principales que involucran la sangre (XUE), pues para una buena noche de sueño es necesaria una adecuada circulación sanguínea en el Sistema Nervioso Central.

Tipo de insomnio y desequilibrios energéticos por la visión de la Medicina Tradicional China:

Dificultades para dormirse: Desequilibrio energético del Elemento Tierra y del Bazo Páncreas

Insomnio: La persona tarda en dormirse

Aquí la persona está en la cama, pero tarda en conseguir dormirse, por exceso de pensamientos, preocupaciones innecesarias y una mente inquieta.

Despertar varias veces durante la noche: Desequilibrio energético del Elemento Fuego y del Corazón

Insomnio: Sueño leve

La persona presenta el sueño leve, despertando mucho durante la noche, y a veces asustada. También presenta un estado de agitación y ansiedad durante el día.

Exceso de sueños perturbadores o pesadillas: Desequilibrio energético del Elemento Madera y del Hígado

Insomnio: Pesadillas

Tener muchos sueños desconexos, exceso de pesadillas o sonambulismo puede significar desequilibrio del hígado. Aquí la persona puede presentar episodios de rabia e impaciencia durante el día, incluso con tareas simples y rutinarias. La tensión muscular también puede causar el sueño perturbador.

Despertar de madrugada y no conseguir volver a dormir: Desequilibrio energético del Elemento Agua y del Riñón.

Insomnio: Pérdida de energía vital

Despertar muy temprano o de madrugada sin necesidad, y no conseguir volver a dormir, son características de pérdida de energía vital y desequilibrio de Riñón. Es muy frecuente en personas ancianas. La persona también siente mucho agotamiento. Siente un cansancio grande al despertar y al dormir, pues no tiene un sueño reparador.

Algunos consejos genéricos que pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño:

Para un estudio correcto de los problemas de insomnio se recomienda buscar un profesional Naturopata o Acupuntor. Ellos pueden hacer una evaluación global del estado de salud general del cliente, proponiendo una intervención a base de acupuntura, aromas, auriculopuntura, masajes relajantes y cambios en la dieta, entre otros.

Las técnicas naturales poseen un óptimo resultado en el alivio del insomnio, pues compensan las causas energéticas, construyendo un mayor equilibrio.

– El té de Jazmín, ayuda a umentar la Dopamina. Se prepara utilizando 3 cucharadas de té para 500 ml de agua;  Hay que hervir el agua, añadir el jarmín y dejar reposar durante 5 minutos, para después consumir 1 taza 30 minutos antes de acostarse.

– Muy agradable también es el aceite esencial de Lavanda, poniendo 2 gotas en la almohada antes de dormir. También puede ser utilizado en difusores de ambiente en la habitación, o añadido al baño.

– Un pequeño consejo nutricional es evitar el consumo excesivo de carbohidratos y azúcar blanco durante el período de la noche, ya que son excitantes.

– Y también practica al hábito de no utilizar el teléfono en la cama, porque el uso del móvil antes de dormir disminuye la producción de melatonina.

Busque un buen profesional si lo necesita, haga los cambios adecuados y tenga noches de sueño tranquilas y reparadoras ….

¿Te resultó útil este artículo?  0 0 7

Naturópata, Reikiana, Terapeuta Floral y experto en la Medicina Tradicional China. Mi trabajo se basa en la visión de lo holístico e integrado del ser humano, integrando cuerpo, mente y espíritu a través de prácticas  utilizando la bioenergética.

Etiquetado con →