Ya es otoño, y la vida es movimiento, como las Estaciones del año.

En la Medicina Tradicional China, las estaciones del año influyen en nuestras vidas en general: en el cuerpo, la mente y el comportamiento.

ÚNETE Y CONSIGUE UN DOSSIER DE COCINA VEGETARIANA SALUDABLE ¡GRATIS!

Suscríbete y descárgate un dossier de cocina vegetariana de forma totalmente gratuita

Las enfermedades pueden ser causadas por factores patógenos externos que invaden nuestro cuerpo. Por ejemplo:

  • En Verano tenemos calor,
  • El Otoño aporta sequedad,
  • El Invierno trae frío,
  • La Primavera atrae al viento
  • Y el período de transición entre estaciones causa humedad.

El Otoño y los cinco elementos

El Otoño corresponde al elemento metal, y a los órganos pulmón e intestino grueso.

La energía fluye a través de los cinco elementos: Fuego, Tierra, Metal, Agua y Madera.

El Otoño corresponde al elemento Metal, vinculado al Pulmón y al Intestino grueso.

Durante la fase de metal, la energía comienza a condensarse nuevamente, a contraerse, a girar hacia adentro para acumularse y almacenarse para enfrentar la próxima estación, el Invierno.

En esta etapa, liberamos todo lo que se usa, como las hojas de los árboles que caen para salvar la esencia.

La energía del Metal controla el Pulmón, que es el mayor productor de energía del cuerpo. Extrae energía esencial y expulsa las toxinas de la sangre y el Intestino Grueso, lo que elimina la suciedad mientras retiene y recicla el agua del cuerpo.

Cuando el clima es seco en el exterior, acumularemos una mayor humedad interna en nuestro cuerpo para preservar nuestra salud. Esta humedad llega a los pulmones y la acumulación de secreciones como flema, gripe, sinusitis y sequedad de la piel puede provocar enfermedades.

El intestino también está más atrapado debido a esta humedad que bloquea el paso de las heces porque los líquidos Yin del cuerpo están más secos. Tendremos saliva reducida, picazón en los ojos, boca más seca, volumen de orina reducido y rinitis alérgica más afectada.

Consejos para estar en plena forma en otoño

En otoño hay que soltar los apegos, como los árboles sueltan las hojas.

Para proteger el cuerpo de la sequedad y el exceso de humedad interna, debemos equilibrar nuestra dieta evitando los alimentos con alto contenido de grasa. Es importante hidratarse bien bebiendo mucha agua a temperatura ambiente.

Puede fortalecer su inmunidad tonificando la energía Yin a través de la acupuntura, la auriculoterapia, la cromoterapia y otras terapias.

El Otoño es la temporada de introspección y meditación, de reciclar viejos sentimientos, apegos externos y el exceso de emociones adquiridas durante el Verano.

Si nos resistimos a esta energía y quedamos atrapados en el pasado, podemos crear estados de melancolía, tristeza y depresión.

Consejo: Observe sus movimientos, tómese un momento para reflexionar e interiorizarse, evalúe lo que se puede renovar y siga el flujo de la estación.

Feliz otoño

¿Te resultó útil este artículo?  0 0 1

Naturópata, Reikiana, Terapeuta Floral y experto en la Medicina Tradicional China. Mi trabajo se basa en la visión de lo holístico e integrado del ser humano, integrando cuerpo, mente y espíritu a través de prácticas  utilizando la bioenergética.